Concepto de exótico

Procedente etimológicamente del griego“εξωτικος” o “exotikus”, integrado el vocablo por el prefijo “ex” que indica algo externo y por “tikus” que es un sufijo de relación; de donde fue tomado por el latín como “exoticus”, la palabra exótico llegó al español para nombrar aquello que es relativo a otros ámbitos o lugares, y por ende resulta extraño en el lugar donde se ha introducido o desde el que se hace referencia.

Se aplica en varios casos:

Respecto a las costumbres, se dice que son exóticas cuando son muy diferentes a las del lugar en las que se introducen o con las que se comparan. Estos hábitos pueden comprender formas de vestir, de comer, de saludar, de bailar, etcétera. Ejemplos: “En la boda sirvieron comidas exóticas que no tuvieron el éxito esperado ya que el sabor les pareció demasiado picante a los invitados”, “Las costumbres orientales me resultan exóticas” o “Fui a ver un espectáculo donde bailarinas exóticas se movían al son de una suave música”.

Concepto de exótico

Con respecto a la flora y a la fauna, son exóticas aquellas que pertenecen a un hábitat determinado y son introducidas en otro, muchas veces con efectos adversos pues causan un desequilibrio en el ecosistema, considerándoselas en tal caso, como invasoras. Las especies pueden haber llegado intencionalmente, traída por los seres humanos, o ser ingresadas en cautiverio, y hayan conseguido liberarse.

Si encuentran las especies exóticas las condiciones para un desarrollo eficaz, pueden llegar hasta a aniquilar a las autóctonas. En Chile, el hurón, que se introdujo de modo intencional, perjudicó el desarrollo de otras especies ingresadas con anterioridad, como la gallina y el conejo. En Tierra de Fuego en el extremo sur de la Argentina se introdujo como especie exótica el castor canadiense, que hizo que los bosques de la zona se llenaran de lagunas. En la provincia de Buenos Aires y Capital Federal la introducción de unas aves de color negro, llamadas estorninos, traídas en 1980 desde el continente europeo, actualmente son un gran peligro para la agricultura pues exterminan, devorándose, frutos y granos.

Entre las plantas exóticas podemos mencionar a la soja o Glycine max una leguminosa originaria de China, muy apreciada por sus semillas con alto contenido proteico, cuyo monocultivo puede alterar gravemente el ecosistema, como ocurre por ejemplo, en Argentina y Brasil.