Concepto de experimento

Experimento es una palabra cuyo origen es latino (proviene de “experimentum”) y significa colocar a prueba. Es que el experimento significa comprobar el supuesto afirmado en la hipótesis de la investigación para verificar su veracidad. Antes de la experimentación se trata de una afirmación a priori o apriorística.

Es una comprobación práctica donde los sentidos nos permiten captar la veracidad o falsedad de la proposición planteada como supuestamente veraz. Se trata de indagar las causas que producen determinado fenómeno, y manipulando las condiciones y variables, verificar si se alteran los efectos.

Es la etapa trascendental en la investigación científica y de todas las ciencias empíricas. En Física, Biología y especialmente en Química son muy frecuentes los experimentos en laboratorios con instrumentos específicos como probetas y tubos de ensayo. Existen experimentos que se hacen con cosas, y otros en los que se usan seres vivos como planas, animales o personas.

No sólo en Ciencias Naturales es posible realizar experimentos, sino que también en algunas Ciencias Sociales es posible recurrir a ellos. Comte, fundador de la Sociología la denominó Física Social, pues quería aplicarle el método experimental para que sus afirmaciones tuvieran validez universal y no probabilística. También se usa en Ciencias de la Educación o en Psicología, para tratar de hallar estrategias de aprendizaje o de resolución de problemas conductuales, respectivamente. En la enseñanza constituye la parte práctica de lo aprendido en la teoría, la que pone al estudiante en contacto con la realidad.

Así como la experiencia permite validar teorías y formular leyes, nuevas experiencias pueden demostrar las hasta entonces aceptadas eran erróneas y hacer nacer otras leyes diferentes.