Concepto de explotar

Explotar, reconoce dos significados diferentes basados en sus distintas etimologías.

Del latín “explosus” su significado es expulsar, o “sacar afuera”, integrado por el prefijo de exclusión “ex” y por “plausus” en el sentido de aplausos y golpes. Se aplicó en sus orígenes para exteriorizar las emociones de los espectadores de un espectáculo público que aplaudían para mostrar su aprobación o golpeaban o silbaban si estaban descontentos. Cuando se descubrió la pólvora y se detonaban las bombas, explotar significó el estallido que provocaban, acompañadas de su poder destructivo: “La bomba explotó y el ruido fue ensordecedor”. La explosión que originó el universo se conoce como la Teoría del Big Bang. Por extensión se usa para aludir a aquellos estados de ánimos exaltados, y repentinamente expuestos con fervor: “Exploté en llanto cuando me dieron la triste noticia”, "Los asistentes explotaron en aplausos al terminar la obra" o “En una explosión de furia destruyó todo lo que encontró a su paso”. También puede usarse para mencionar el mejor momento de un suceso: "Explotó la fiesta cuando llegaron los novios".

Concepto de explotar

Del francés “exploiter” y a su vez del latín “explicitum” significaba en sus inicios “salir adelante”, y luego tomó un significado negativo, en el siglo XIX, cuando Karl Marx lo asimiló a sacar provecho o ventaja de los obreros por parte de los empresarios capitalistas, que se adueñaban de la ganancia que obtenían de la venta de sus productos elaborados en las fabricas merced al trabajo y explotación (abuso) de los trabajadores. En este sentido explotar a alguien es usarlo sin contemplar su dignidad humana, desconociéndole sus derechos, en el propio beneficio del explotador: “El padre explota a su pequeño hijo mandándolo a mendigar por las calles” o “Mi patrón me explota pues me hace trabajar hasta tarde y no me paga horas extras”. En un sentido positivo puede hablarse de explotar como sacar ganancias pero no ya a costa de otra persona sino de una actividad o aptitud: “Estoy explotando la tienda que me dejó mi padre y me ha resultado muy exitosa” o “Explota tu intelecto para lograr aprobar las materias y cultivar tu espíritu”.