Concepto de fértil

De la raíz latina “fer” que significa “que lleva” nació la palabra fértil que significa tener una potencialidad productiva o aptitud para procrear o generar producciones. Así es aplicado especialmente a las tierras que tienen por sus condiciones naturales y/o acondicionamientos tecnológicos, la posibilidad de que las siembras se desarrollen y produzcan cultivos aprovechables para el consumo, comercialización e industrialización.

Las tierras fértiles tienen la humedad, los minerales, la temperatura y los abonos necesarios para que la producción agraria sea variada, de calidad y cuantiosa. Los terrenos que no son fértiles por naturaleza pueden ser irrigados y abonados por la acción humana, mejorándolos; pero también el hombre con sus ansias de riqueza indiscriminada ha explotado terrenos fértiles hasta agotarlos. Un cultivo que tiene la propiedad de quitar al suelo su fertilidad es la soja. La rotación de cultivos es un método para evitar agotar los suelos, lo que produce el monocultivo.

Concepto de fertilidad

Las primeras civilizaciones sedentarias se han dispuesto donde existían tierras fértiles. Un ejemplo claro son los egipcios, que eligieron esa zona porque el río Nilo, tras las inundaciones, dejaba un limo muy fértil que aseguraba el abastecimiento de las necesidades alimentarias de la población.

Las hembras fértiles son aquellas del reino animal y humano, que tienen la capacidad de engendrar hijos con facilidad y serán más fértiles cuantas más crías puedan tener. Para poder generar otro ser de la especie se necesitan en estos casos de reproducción sexual, que el macho también sea fértil. Las conejas son muy fértiles, pues pueden llegar a 12 gazapos siendo su período gestacional de alrededor de un mes. En el polo opuesto están las mulas, que resultan de cruzar una yegua con un burro, resultando un animal estéril.

Los problemas de infertilidad humana (las mujeres y hombres son fértiles a partir de la adolescencia si no se presenta algún problema de tipo orgánico, funcional o psicológico) hoy cuentan con muchas posibilidades de solución gracias a los avances científicos, como la estimulación ovárica o los bebés gestados “in vitro”.