Concepto de fibroma

La palabra fibroma está integrada por el vocablo fibra, procedente de igual término latino, que remite a su vez a “fillum” en el sentido de hilo, más el sufijo “oma” que puede traducirse como “tumor”. Un fibroma es, entonces un tumor, cuya conformación es solo de tejido fibroso. También se los denomina miomas o leiomiomas.

La formación de fibromas en el tejido muscular del útero es relativamente frecuente, alcanzando a un 35 % de mujeres de edad reproductiva, siendo más común alrededor de los 35 a 40 años. Eleva la posibilidad de sufrir de fibromas el hecho de ser obesas. Los fibromas son benignos y dependen mucho del índice de estradiol, una de las hormonas femeninas, y solo algunos deben tratarse o extirparse (un 15 %) especialmente si son de gran tamaño y causan síntomas desagradables o riesgosos. Puede haber un único fibroma, o varios dispuestos en racimo. Son síntomas de fibroma, un abdomen distendido, metrorragias, dolores pelvianos, coito con dolor, anemia por sangrado, presión en los intestinos y vejiga, etcétera.

Concepto de fibroma

Los fibromas uterinos más comunes son los intramurales (en la pared del útero). Los ulcerosos se expanden hacia afuera; y los submucosos se colocan en la parte baja del útero, y son los que más problemas ocasionan como abortos espontáneos, ya que aumentan cuando la mujer está embarazada; hemorragias durante la menstruación o pueden constituir una causa de infertilidad.

Si bien puede sospecharse por el relato del paciente y la revisión médica, se confirma el diagnóstico por ultrasonido.

Otros fibromas son los de piel, también tumoraciones conjuntivas benignas que ocurren en general en los niños a causa de un virus. Aparecen como pequeños bultos delimitados en cualquier parte de la piel del cuerpo, más frecuentemente en las axilas, cuello e ingles.

Los fibromas bucales, aparecen en distintas zonas de la bica como lengua, encía o sobre las mejillas, y son redondeados, con límtes precisos. son benignos y ocurren en general por roce de aparatos dentales.