Concepto de garbo

La palabra garbo originariamente surgió del griego “kalopus” usada para referirse a la horma de los zapatos. Pasó al árabe como “qalib”, y de allí fue posiblemente tomada por el italiano como garbo, pasando luego al español, siempre con el sentido de de molde, plantilla, forma, para luego tomar el significado de gracia, compostura, maneras sutiles y delicadas o gentileza y generosidad.

Es una cualidad positiva que se le adjudica a quien tiene soltura, elegancia, buenos modales y esplendor. Se aplica fundamentalmente a los movimientos armoniosos, ejemplos: “En la escuela de modelos les enseñan a los alumnos a caminar con garbo” o “Relájate al andar, y mira hacia adelante si deseas que tu postura sea con garbo”. Lo contrario es desgarbado, aplicado a quien tiene movimientos torpes y poco graciosos o elegantes. El garbo puede ser una cualidad innata, pero también puede adquirirse o al menos mejorar, aprendiendo como mantener una buena postura y realizar movimientos sueltos y agradables.

Concepto de garbo

Ciertos animales también pueden tener garbo en sus movimientos: “Es innegable que la jirafa camina con gran garbo” o “MI caballo corre rápido pero sin perder el garbo”.

En las obras literarias o artísticas el garbo se atribuye a aquellas que presentan un modelo de perfección en sus formas y estilo: “El escritor lograba con su garbo atraer la atención de los lectores desde el principio hasta la conclusión del relato”.

Aunque su uso es menos frecuente, también se aplica a quien tiene actitudes generosas, magnánimas y falta de interés personal: “Me conmovió el garbo del anciano que compartió con su amigo la poca comida que tenía”.

Por otra parte, Greta Garbo, es el nombre artístico de la bellísima actriz nacionalizada estadounidense Greta Lovisa Gustafsson, nacida en Estocolmo (Suecia) en 1905 y fallecida en Nueva York en 1990. De origen humilde, su apellido original fue cambiado por Garbo a instancias del director de cine Mauritz Stiller.