Concepto de gases

La palabra gas fue acuñada por Juan Bautista Van Helmont, un científico nacido en Bruselas, que vivió entre 1579 y 1644, tomando como base la palabra latina “chaos” que significa sustancia sutil o vapor enrarecido. Los gases conforman con los líquidos, el género de los fluidos, y dentro de éstos, son fluidos comprensibles. Los gases son, entre otros, el objeto de estudio de la termodinámica.

El gaseoso es un estado de agregación de la materia de los cuatro existentes, compuesto por moléculas cargadas de energía, que no se hallan entre ellas unidas, y que no ejercen entre sí fuerza de atracción, lo que provoca que no tengan volumen ni forma precisas.

El grupo VIII de la tabla periódica está integrado por los gases nobles, que son muy estables, monoatómicos, y con su último orbital formado por ocho electrones. Son el helio, el neón, el criptón, el argón, el radón y el xenón.

El gas natural provee energía extraída en general de pozos de petróleo, formado por una mezcla de gases, sobre todo metano. Es una fuente energética no renovable.

El gas pobre es una mezcla gaseosa de poco poder luminoso, formado fundamentalmente por hidrógeno y óxido de carbono, obtenido de la interacción del vapor de agua y el aire, sobre el carbón candente.

En operaciones militares se usan gases que al se difundidos en el aire producen efectos tóxicos o irritantes en el organismo.

En Biología se denominan gases a la presencia de aire en los intestinos. También recibe el nombre de aerofagia, meteorismo o flatulencia. Pueden ser expulsados por el ano o por la boca.