Concepto de genotipo

La palabra genotipo deriva de los vocablos latinos “genus” = origen y “typus” = tipo. Se denomina genotipo al conjunto de genes que un individuo, animal o vegetal, en forma de ADN, que recibe por herencia de sus dos progenitores, formado por lo tanto, de las dos dotaciones de cromosomas, que contienen la información genética. La Genética como ciencia biológica, estudia los genotipos, y su manifestación exterior: los fenotipos.

Los genes, que se encargan de transmitir los caracteres de la herencia, siempre se quedan en el núcleo de la célula, y es desde allí que controlan la síntesis de proteínas que se lleva a cabo en el protoplasma. El mensajero es el ARN. En los organismos diploides la mitad de los caracteres hereditarios se heredan de la madre y la otra mitad del padre.

El genotipo se manifiesta exteriormente como fenotipo, que son los rasgos físicos diferenciales del individuo, como su color de piel, de ojos o cabello, y que recibe además la influencia del medio ambiente. Este medio ambiente está conformado para un gen; por los otros genes, el citoplasma celular y el ambiente exterior que condiciona al individuo. También se manifiesta el fenotipo, en las enfermedades hereditarias. Lo que advierte el médico ante una enfermedad, es el fenotipo, y desde esas observaciones externas puede realizar presunciones sobre el genotipo.

Sin embargo, la relación entre genotipo y fenotipo no es siempre tan directa. Un fenotipo puede resultar de varios genotipos, y algunos de éstos reciben mucha influencia del medio, en su manifestación externa.