Concepto de glicerina

Proveniente etimológicamente del vocablo griego γλυκερ-ός/-ά (glykerós) con el significado de “dulce” la palabra glicerina designa un líquido orgánico, de sabor dulce, incoloro, espeso y viscoso, también denominado 1,2,3 propanotriol o glicerol, nombres todos que datan del siglo XX. No es que antes no se conociera este alcohol sino que no recibía esa denominación. Su descubrimiento data del siglo XVIII y se debe a los estudios de Claude Joseph Geoffroy y Carl Wilhelm Scheele.

Concepto de glicerina

La glicerina es miscible (puede mezclarse) en alcohol y agua, pero es inmiscible en éter. Su punto de ebullición lo alcanza a una temperatura de 290 º C, momento en que se descompone.

Es un alcohol polivalente, que forma la base de lo que están compuestos los cuerpos grasos, e integrado por tres átomos de carbono. Los lípidos simples, integrados por sustancias que conocemos como mantecas, aceites y sebos son ésteres de ácidos grasos combinados con glicerina. La glicerina o glicerol, se integra, como fosfolípido en las membranas celulares de los seres vivos.

Tiene la propiedad de actuar como disolvente de ciertas sustancias. Por ello se emplea con mucha eficacia en la industria cosmética, en jabones, perfumes y maquillajes; para que esos elementos beneficiosos o embellecedores para la piel puedan penetrar o fijarse con mayor facilidad. Tiene también uso medicinal (integrando los componentes de cremas y jarabes), interviene en la fabricación del plástico, barnices, pinturas, conserva el tabaco y sirve para obtener nitroglicerina, un líquido de tono amarillo claro, con mayor densidad que el agua, que tiene la capacidad de explotar. Con nitroglicerina (Trinitrato de glicerol) puede fabricarse la dinamita. Su punto de congelación es bajo, por lo cual si se lo mezcla con agua sirve para refrigerar motores. En la industria textil se usa para lograr telas más suaves y elásticas.