Concepto de glotón

La palabra glotón reconoce su origen etimológico en el latín “gluttonis” con el significado de devorador voraz, quien come con gula, cometiendo excesos en este sentido. Ejemplos: “si sigues siendo tan glotón te convertirás en obeso”, “el niño es tan glotón, que le gustan todos los sabores, dulces, ácidos y salados”.

Existe un animal mamífero de costumbres solitarias, parecido al tejón, carnívoro y cazador, oriundo de zonas árticas, que se apodera en los bosques de todo lo que encuentra y lo esconde en su madriguera para comerlo. Luego de haberlo consumido hasta el hartazgo presiona su cuerpo entre dos árboles, logrando así expulsar los desechos, para tener espacio y seguir comiendo. El nombre de este animal es glotón.

Concepto de glotón

En la antigüedad los griegos, y en especial los romanos, eran famosos por sus banquetes siendo común que la mayoría comieran demasiado, con glotonería.

Había festividades llamadas saturnales, que duraban siete días, ubicados en períodos posteriores a las siembras, donde se comía con glotonería.

Entre los romanos glotones se destacaron los integrantes de la familia Apicio, que vivieron en el siglo I antes de la era cristiana. Uno de ellos, llamado Marco Gavio Apicio, se dedicó a la gastronomía, escribiendo libros de cocina. Cuentan que en su cocina gastó cien millones de sestercios. Sus recetas eran excéntricas y muy complejas, sin reparar en gastos para darse los gustos en manjares más increíbles que se puedan imaginar. Gastó tanto en estas extravagancias, que creyéndose en la ruina económica, se suicidó. Su hijo vivió rodeado de ostras, que a menudo enviaba al emperador Trajano.