Concepto de gripe

La palabra gripe reconoce su origen en el vocablo francés “grippe” enfermedad viral contagiosa a través de la saliva o de la secreción nasal, que pueden contraer aves y mamíferos Los franceses la padecieron en forma de epidemia durante el siglo XVIII. En España aparece el siglo XIX. En América se la conoce como gripe en países como Argentina y Venezuela, mientras en México se la denomina gripa. Se la llama también influenza, término proveniente del idioma italiano.

Algunas gripes que quedaron en la historia por sus consecuencias en número de enfermos y muertos fueron la de China de 1918, conocida como gripe española pues ese país no ocultó la magnitud del problema que dejó un saldo de más de cien millones de muertos; la de Asia en 1957, la de Hong Kong (1968) y en 1977, la que sufrió Rusia. La llamada gripe A, o más precisamente H1N1, causó gran preocupación, originada por una nueva cepa del virus, que ocasionaba fuertes temperaturas corporales, en el año 2009, que arrojó el número de 19.000 víctimas, especialmente en México.

Sus síntomas son especialmente respiratorios, con congestión nasal, tos, dolor de garganta, fiebre, dolores de cabeza y musculares. La población de mayor riesgo de complicaciones son los niños pequeños y los ancianos, a quienes puede afectar en forma fatal.

Se trata sintomáticamente con antipiréticos y analgésicos. Se recomienda ingerir mucho líquido y permanecer en cama, en general entre tres días y una semana. Existe la vacuna contra la gripe como método de prevención sobre todo para la población en riesgo (ancianos e inmunodeprimidos).