Concepto de hemoglobina

La hemoglobina es un pigmento de naturaleza proteínica que poseen los vertebrados en el protoplasma de los hematíes o glóbulos rojos de su torrente sanguíneo responsable de darle su color rojo, y también algunos invertebrados en su plasma. En un glóbulo rojo podemos hallar 280.000.000 de moléculas de hemoglobina.

En contacto con el aire se oxida y contribuye a la respiración celular, pues transporta el oxígeno hasta los tejidos desde los órganos encargados de la respiración. Podemos hacer una analogía entre su función, y la que cumple la clorofila en los vegetales. Cada molécula de hemoglobina es capaz de transportar 4 moléculas de oxígeno.

Su estructura química es la de un cromoproteido, constituido por el protobem (o simplemente bem) que es un grupo prostético ferroprotoporfirínico y por la globina, que es una fracción proteica heterogénea.

Se estudia la hemoglobina como parte del examen completo de sangre por medio de un análisis de laboratorio. En el hombre son valores normales de hemoglobina en sangre, de 13.8 a 17.2 g/dL, y en la mujer, de 12.1 a 15.1 g/dL. Si los valores son normales se habla de normocromía. Un bajo nivel de hemoglobina, llamado hipocromía, habitualmente es índice de anemia o desnutrición. En casos más severos puede indicar leucemia, si se acompaña de blastos (glóbulos blancos inmaduros). La talasemia es una anomalía de la hemoglobina que provoca su disminución, dando lugar a anemias de naturaleza hereditaria. Un nivel alto de hemoglobina se denomina hipercromía y puede obedecer entre otras causas a una cardiopatía congénita, hipoxia, o fibrosis pulmonar.