Concepto de herbívoros

Literalmente un herbívoro es el animal que consume solo hierbas, entendidas éstas en un sentido amplio, como plantas, pudiendo también incorporar a su dieta algunos productos animales como huevos o insectos.

Los herbívoros son en la cadena alimentaria los consumidores primarios, son heterótrofos que se alimentan de aquellos que fabrican sus alimentos (autótrofos). Entre los herbívoros los hay de todos los tamaños: están los pequeños insectos, como el caso de las orugas; los rumiantes que realizan el proceso digestivo en dos etapas, como las vacas, los camellos, las cabras, las jirafas o las ovejas, que digieren el alimento y luego lo regurgitan, para volver a masticarlo y digerirlo. Para ello poseen un estómago dividido en cuatro partes. Otros herbívoros tienen un estómago simple como el conejo, o el caballo. Los elefantes deben consumir mucha cantidad de alimentos vegetales para poder cubrir sus necesidades energéticas, y por ello comen grandes cantidades de hojas, tallos, maderas, etcétera.

Concepto de herbívoro

Algunos animales herbívoros como los caballos, los ciervos y los canguros poseen la cabeza con forma alargada y dientes grandes y planos lo que les permite triturar la hierba. En general los animales herbívoros tienen un intestino de mayor longitud para digerir mejor las fibras vegetales.

La mayoría de los simios son vegetarianos o herbívoros, como los gibones, que son muy pequeños, consumiendo principalmente frutas y hojas, aunque alguna que otra vez pueden ingerir huevos, insectos y vertebrados de tamaño muy chico; y los gorilas. A estos últimos les agradan las bananas (el fruto y las hojas) los apios gigantes y las ortigas.

Los murciélagos más grandes son herbívoros y se alimentan fundamentalmente de néctar y bananas.

Con respecto al ser humano, los que eligen no consumir productos animales reciben el nombre de veganos o vegetarianos.