Concepto de heterosexual

La palabra heterosexual se compone de dos términos griegos: “heteros” que indica que algo es diferente y “sexus” con el significado de sexo, entendiéndose por sexo de un organismo a las condiciones y características que los diferencian en femeninos y masculinos.

Es heterosexual el individuo que presenta una preferencia sexual por quienes son de sexo distinto al suyo (el macho por la hembra, y viceversa). Si prefiriera sexualmente a los de su mismo sexo, sería homosexual y si le fuera indistinto, bisexual.

Concepto de heterosexual

En los individuos que se reproducen de modo sexual, como en los humanos, la procreación sólo es posible entre heterosexuales, ya que cada individuo de la especie produce solo gametos femeninos o masculinos; y es por eso que históricamente a unión heterosexual fue hasta hace no mucho tiempo, la única reconocida legalmente; y religiosamente aún subsiste el impedimento de uniones matrimoniales entre homosexuales, por ser considerada antinatural, pues no permite perpetuar la especie, único fin positivo, otorgado a las relaciones sexuales.

La de heterosexualidad, es la denominación que escogió James G. Kiernan un médico estadounidense quien en un artículo publicado en 1892, la calificó como apetito normal, diferenciándola de la homosexualidad que era para él un apetito perverso o anormal. Freud consideró que la homosexualidad era una perversión y procedía de un complejo de fenómenos psicosexuales, que provocados cuando en la evolución psicosexual, predomina el narcisismo, y entonces se busca a alguien similar para amar.

Como lo normal en ésta época era ser heterosexual se realizaban diferentes tratamientos para que el homosexual dejara de serlo.

En la actualidad el debate es grande entre quienes sostienen que se nace homosexual o heterosexual y los que afirman que es una elección con mucha influencia cultural. Esta última opinión es la que prevalece y los derechos de los homosexuales han crecido permitiéndose en muchos Estados que se casen y adopten niños. Entre los animales, y no solo en el humano, es posible observar que muchos de ellos poseen tendencias homosexuales, heterosexuales y bisexuales.