Concepto de hierro

La palabra hierro del latín “ferrum” es un metal que conocieron ya los egipcios, pues se encontraron fragmentos en tumbas de faraones de las primeras dinastías, y también los sumerios, 4.000 años antes de la era cristiana. Para ellos sería por su escasez, un metal precioso, y lo extraerían de meteoritos.

Es el metal más abundante en nuestro planeta, encontrándose además en los meteoritos, y a partir del siglo XII a. C se constituye en sustitutivo del bronce en la fabricación de armamentos, dando comienzo a la Edad del Hierro.

Los hititas del Asia Menor fueron quienes más lo utilizaron, y mantuvieron en secreto sus beneficios, los que se difundieron cuando se destruyó su imperio a causa de las invasiones de los pueblos del norte. Lo utilizaron los asirios como medio de pago de servicios.

En un principio, una vez extraído de hogares a cielo abierto, se lo fundía y se lo golpeaba con el yunque para mezclar su contenido de sílice con el oxígeno exterior. Con el invento del horno de fuelle que logró darle una temperatura de 1.500º C pudo ser objeto de moldeo, para aplicaciones artísticas e industriales.

En importantes cantidades se empleó el hierro en Hallstat, preferentemente en espadas, que lograron ser más delgadas y alargadas que las fabricadas con bronce. También los celtas se caracterizaron por sus espadas de hierro.

Como elemento químico, el hierro, de color gris azulado, posee un peso atómico de 55,85, su número atómico es 26, y su símbolo es Fe. Su propiedad más importante es que se magnetiza.

El hierro representa el 5 % de peso de la corteza terrestre. Lo encontramos en estado puro muy escasamente en rocas ígneas basálticas, aunque es más abundante hallarlo combinado. La mayor parte proviene de rocas ferruginosas estratificadas sedimentariamente del período Precámbrico, que contiene abundante magnetita, hematita, limonita, oligisto, pirita, cromita y siderita.

En estado puro es muy frágil, pero al recocerse se torna tenaz, duro, dúctil y maleable. Es buen conductor de la electricidad. La aleación más importante es el acero.

En Biología, el hierro como oligoelemento, se encuentra en reducidas cantidades en los organismos vivos, participando en la formación de la hemoglobina, y su falta ocasiona anemia.