Concepto de homocigoto

La palabra homocigoto se conformó de la unión de dos vocablos griegos: “homo” que significa “igual” y “zygotos”, huevo. El término homocigoto designa a aquella célula que se integra con dos gametos idénticos o de igual constitución.

El organismo nacido de reproducción sexual que llamamos homocigoto presenta dos rasgos iguales de un gen específico con referencia a un rasgo de dos cromosomas correspondientes.

Los genotipos homocigotos pueden ser dominantes o recesivos. En el primer caso, hallamos dos alelos (el alelo es cada una de las formas alternativas que puede adoptar un gen diferenciado en su secuencia) del atributo dominante en una determinada secuencia. Se expresa con las letras AA. En el segundo, se observa en la secuencia, dos alelos del atributo recesivo, y se simboliza (aa).

Concepto de homocigoto

En organismos homocigotos, el alelo de la madre y el del padre para un gen, son iguales. Los caracteres trasmisibles pueden ser específicos, propios de la especie, raciales, o sea pertenecientes a su grupo racial, o propios (individuales).

En los homocigotos los caracteres se manifiestan en estado puro. El científico y monje agustino, Gregorio Mendel, que vivió entre 1822 y 1884, estudió la transmisión generacional de los caracteres hereditarios, realizando entrecruzamientos entre individuos de igual especie, formulando leyes. En la primera de ellas, expresó que del cruzamiento de dos individuos homocigóticos, surgirán individuos idénticos entre sí en la primera generación. Por ejemplo, si se cruzan entre sí cobayas de pelo negro, la primera generación será una raza pura u homocigota, de cobayas de pelaje negro. Si alguno prsentara un carácter distinto, se dice que ocurrió una mutación.