Concepto de homosexualidad

La homosexualidad (del griego “homo” que significa igual y “sexualis” que quiere decir sexo) es una orientación sexual que en la actualidad está socialmente bastante aceptada en comparación con épocas anteriores. Los homosexuales hoy se muestran, organizan marchas por sus derechos, y han conseguido (no sin dificulatdes) que muchos de ellos le sean reconocidos, como el matrimonio. Con el tema de la adopción de menores, existen más reticencias.

El primero en usar esa denominación “homosexual” fue el poeta vienés Karl-Maria Kertbeny, en 1869, defensor de los derechos de los homosexuales a quienes consideró como portadores de una condición innata a sentir atracción por personas de su idéntico sexo, condición inmodificable.

Sigmund Freud (1856-1939) en sus estudios sobre la sexualidad, consideró en un principio (1905) a la homosexualidad como enfermedad, caracterizada por inmadurez sexual, a la que llamó perversión, aunque luego se retractó.

La Real academia Española incorporó esta palabra en su diccionario en la edición de 1936, aunque fue modificando sus definiciones desde una enfermedad a una orientación sexual.

Indica la tendencia sexual de una persona a mantener relaciones sexuales con otra persona de su mismo sexo.

La iglesia católica condenó a los homosexuales como sodomitas, siendo en la Edad Media castigados a morir en la hoguera, por ser una actitud contraria a la naturaleza. La Biblia califica a la homosexualidad como abominación. Actualmente han asumido una actitud más tolerante pero no de aceptación.

La lucha de los homosexuales por sus derechos comenzó en el siglo XIX. La homosexualidad fue considerada una patología hasta el año 1973.

Los homosexuales son llamados gays, término que significa alegre en el inglés clásico, y designa tanto a varones como mujeres (lesbianas) con esta orientación sexual.