Concepto de huevo

Originada etimológicamente en el latín “ovum” la palabra huevo designa la protección y sustento del embrión fecundado que contienen, que aparece al unirse el óvulo con el espermatozoide, que primero es una célula que luego se segmenta. Posee un núcleo y un citoplasma que almacena sustancias nutritivas.

En las aves, los huevos no crecen dentro de la madre, por eso son animales ovíparos. Las hembras ponen los huevos que contienen el embrión, cuyo alimento es la yema. La clara es el medio acuoso que lo protege de los golpes. A su vez están revestidos por una capa dura, porosa, permeable y calcárea, pero fácil de romper. Esos huevos necesitan ser mantenidos calientes para que el embrión pueda crecer, lo que se logra con el calor que les aportan sentándose sobre ellos, en general las hembras, aunque en algunas especies como los pingüinos son los machos los encargados de incubarlos. El avestruz macho, comparte con la hembra la tarea.

Concepto de huevo

Luego de ciertos días, variables según el ave de que se trate (paloma 20 días, pato o pavo alrededor de un mes, en el avestruz seis semanas, aproximadamente) se produce la eclosión, donde el pichón logra romper el cascarón golpeándolo con el pico, lo que les suele insumir cierto tiempo, horas o días.

Los huevos de ciertas aves, en especial los de gallina, son un alimento muy rico en nutrientes, muy usados en la dieta humana. La cáscara está compuesta por carbonato de calcio, pero su consumo requiere elaboración, para no lastimarse al ingerirla. La clara contiene proteínas, vitaminas, minerales y agua. Lípidos y proteínas son los que conforman la yema de color amarillo.

La mayor parte de los peces, insectos y reptiles son también ovíparos.