Concepto de ignífugo

Originada en el latín “ignus” en el sentido de fuego, más el verbo “fugare” que puede traducirse como fugar o huir, se aplica el calificado de ignífugo a aquellas sustancias o materias no inflamables, ya que al no quemarse o arder, sirven para proteger de la acción de las llamas de fuego.

Estos materiales se usan en varios ámbitos:

En la construcción

Se usan entre otros materiales ignífugos, lana de vidrio o de roca, que tienen entre sus fibras, espacios con aire acumulado que sirve de barrera a la propagación del calor. Se usan por ejemplo en techos, chimeneas, divisorios de ambientes, etcétera.

Concepto de ignífugo

Las pinturas, barnices o pastas ignífugos, se ponen en revestimientos y actúan como aislantes o intumescentes para impedir que el fuego se propague. Si bien son materiales combustibles, no son inflamables. Por ejemplo, las pinturas ignífugas directamente no propagan el fuego, mientras que las pinturas intumescentes, cuando hay calor extremo forman una capa espumosa y aislante que hace que el calor tarde en propagarse.

Estos materiales pueden evitar tragedias, como la que sucedió el 30 de diciembre de 2004 en un local bailable de nombre “República Cromagnon”, en Buenos Aires (Argentina) cuando ardió un techo de poliuretano cubierto con una media sombra, donde impactó una bengala, dejando un saldo de 193 muertos, mientras tocaba la banda “Callejeros”. El poliuretano es ignífugo, cuando contiene óxido de cobre, que en este caso tampoco tenía y la media sombra que lo cubría aceleró aún más la expansión del fuego y concentró gases letales (ácido cianhídrico y monóxido de carbono).

En vestimentas

En las carreras de autos y motos, donde el riesgo de que el vehículo arda es grande, se obliga a los pilotos a usar ropas adecuadas, llamadas monos ignífugos, que resisten a la acción del fuego, al menos por unos segundos, dando tiempo a que llegue la ayuda. Están confeccionados con una fibra sintética dispuesta en capas. También en el caso de los bomberos.

En mueblería

Cuando se necesita proteger a ciertos productos de la acción del fuego, se los guarda en armarios ignífugos, con niveles de resistencia temporal variable, que van desde 15 minutos hasta dos horas.