Concepto de influenza

El origen de la palabra influenza la hallamos en el latín “influentia”, término integrado por el prefijo “in” que indica que algo es interno; el verbo fluere (fluir, manar o discurrir) más los sufijos “nt” de influencia e “ia” de cualidad. Del latín pasó al italiano como influenza y así fue tomado por el español.

La influenza, más conocida como gripe o gripa, es una enfermedad respiratoria, viral, muy común, estacional y contagiosa, que causa epidemias entre los humanos desde tiempos antiguos, descrita por Hipócrates en el 411 a. C. En general subsiste durante una semana, con síntomas caracterizados por fiebre elevada, dolores de garganta, cabeza, musculares, decaimiento general, tos seca y secreción nasal. En general es benigna salvo que afecte a personas inmunodeprimidas, bebés o ancianos. El virus ataca la nariz, la garganta y los bronquios. Hay tres tipos de virus de la influencia identificados con las letras A, B y C, este último ocasiona los síntomas más leves.

Concepto de influenza

Entre las complicaciones más usuales podemos mencionar la neumonía, sinusitis, otitis, y empeoramiento del asma y las enfermedades cardiacas. El contagio es posible un día antes de que el afectado comience a tener síntomas, por lo cual es difícil de prevenir. Una vez desaparecidos los síntomas, aún es factible seguir contagiando, especialmente a través de estornudos, tos (se recomienda taparse la boca al hacerlo) o tocando cosas infectadas y luego no lavarse las manos, para luego comer o llevarse las manos a la boca, ojos o nariz, por cualquier motivo, haciendo así ingresar el virus.

Vacunarse contra la gripe es un excelente medio de prevención. El tratamiento está orientado a atacar los síntomas.