Concepto de intoxicación

La palabra intoxicación deriva del griego “in” =dentro, y “toxikon” cuyo significado es flecha, las que usualmente estaban envenenadas, por lo cual al introducirse en el cuerpo del enemigo, lo afectaban hasta poder provocarle la muerte.

Puede definirse una intoxicación como un estado del organismo de tipo morboso, ocasionado al introducirse al mismo, sustancias que le son nocivas, ya sea por ingestión, inyección, inhalación, exposición, o por propia producción del sujeto, como ocurre con el estrés.

Concepto de intoxicación

Algunas sustancias sólo provocan intoxicación en grandes cantidades, como sucede con el alcohol o algunas medicinas. Algunos individuos son más propensos que otros a intoxicarse.

Pueden ocurrir en forma voluntaria, cuando alguien intenta hacerse daño a sí mismo; por acción dolosa de otra persona que intenta perjudicar a su víctima; o también por accidente o descuido.

Las intoxicaciones más frecuentes pueden suceder por consumir alimentos en mal estado, medicamentos ingeridos de modo inadecuado, por sobredosis o interacción con otras sustancias o medicinas; por inhalar monóxido de carbono o productos químicos, insecticidas, plaguicidas, pinturas o productos de limpieza, o ingerirlos (lo que suele ser frecuente cuando se los deja al alcance de los niños).

Los síntomas varían según la intoxicación de que se trate y del organismo intoxicado. Suelen presentarse dolores abdominales, náuseas, vómitos, diarreas, mareos, taquicardias, pérdida de conocimiento, dificultad respiratoria, etcétera y conviene recurrir a un centro de atención toxicológica, donde se indicará el tratamiento que corresponda según el tóxico que se identifique como causante del problema, que puede ir desde un malestar leve y pasajero, hasta tener consecuencias fatales.