Concepto de inundación

Se conoce como inundación, al fenómeno natural, por el cual el agua cubre los terrenos, llegando en ciertas ocasiones a tanta altura que puede dejar sumergidas viviendas, automotores, anegar calles, destruir cosechas, con peligro, incluso vital, para todos los seres vivientes que habitan el lugar, y enormes pérdidas económicas. Por extensión, se aplica a todo otro elemento que llene un lugar, como por ejemplo, cuando decimos, el país se inundó de extranjeros, o nos inundó el olor a humo, o mi mente se inundó de ideas.

El agua es un recurso renovable y valiosísimo para un país, es un elemento de necesidad vital para la vida, y en muchas ocasiones su falta, producto de la sequía, lo pone en evidencia. Sin embargo el exceso de agua que desborda los ríos se constituye en un grave riesgo, aunque no es un hecho que suceda normalmente sino con carácter de excepción, y suele aparecer por períodos, sobre todo vinculado al exceso de lluvias, que aumentan el nivel normal del cauce de los ríos, superan su capacidad, y por lo tanto, desbordan sus márgenes. Además de las lluvias, el derretimiento de nieve es otra causa del aumento del caudal del río. Las subidas de las mareas y los tsunamis también causan inundaciones.

Las crecidas de los ríos dejan luego del retiro de las aguas, tierras fértiles ideales para la siembra. Las crecidas del río Nilo fueron aprovechadas por los antiguos egipcios para trabajar las tierras que quedaban ricas en sedimentos, al retirarse las aguas.

La creciente urbanización, que transformó en urbano el paisaje natural, pavimentó el suelo y le colocó desagües pluviales que corren al río, aumentan la posibilidad de inundaciones.

Son muy conocidas la inundación por el desborde del río Missouri, en el Medio Oeste de Estados Unidos en el año 1993. Los Estados de la Costa Este debieron ser evacuados en 1997 a causa de las intensas nevadas sufridas con anterioridad, que con el deshielo y las intensas lluvias inundaron Dakota del Norte. En el 2003 la ciudad de Santa Fe en Argentina, sufrió una devastadora inundación por la crecida del río Salado, fenómeno que se repitió cuatro años después. Para defenderse de las inundaciones se construyen diques y canales.