Concepto de inválido

Invalidez alude a quien posee la calidad de inválido, o sea, que no puede valerse por sus propios medios para realizar sus actividades cotidianas de acuerdo a la edad y el sexo, presentando diversos grados, de acuerdo a la discapacidad (parcial o total) pudiendo ser temporaria, progresiva, o definitiva. Afecta tanto a personas como a animales.

La invalidez humana, a la que actualmente prefiere llamarse discapacidad, puede deberse a problemas congénitos o adquiridos (por enfermedades físicas o mentales, accidentes o deterioros propios de la vejez). La seguridad social prevé estos motivos de falta de posibilidades de contar con recursos generados por sí mismo por parte de estas personas y le otorga pensiones o jubilaciones según los casos. Para que se conceda la jubilación por invalidez en Argentina se requiere cumplir con ciertos grados mínimos de invalidez (66 % o más) que impidan a la persona cumplir con el trabajo que venía desempeñando hasta entonces y una determinada cantidad de años de antigüedad en ese empleo con aportes previsionales o haberse desempeñado como autónomo inscripto y haber aportado al sistema; de lo contrario, si se trata de un niño o cualquier persona que no trabaje o no lo haya hecho durante el tiempo requerido deberá tramitarse una pensión por invalidez.

Concepto de inválido

Por otra parte, la invalidez de los actos jurídicos supone que no han cumplido los requisitos mínimos para que puedan llevarse a cabo legalmente y puede por ello ser declarado nulo o anulable. Para ser válido un acto jurídico debe conformarse a la ley. Una norma jurídica a su vez será válida si se ha dictado de acuerdo a los requisitos formales (competencia formal y material y procedimiento) y materiales (no contradecir normas jerárquicamente superiores). Cuando una norma es inválida no se aplica, aunque en ocasiones, normas válidas tampoco se cumplen y entonces se dice que si bien tienen validez no cuentan con vigencia.