Concepto de iracundo

La palabra iracundo tiene su origen en el latín “iracundus” y califica a aquella persona que tiene propensión a sentir y expresar ira, enojo o cólera. Se trata de una emoción, y como tal, se exterioriza. Un iracundo se muestra profundamente alterado, y entre sus signos distintivos que pueden ser uno o varios de ellos a la vez, eleva la voz, golpea los puños, patea, su rostro se enrojece, su corazón late con rapidez, insulta, etcétera, lo que comúnmente denominamos “perder los estribos”. No solo afecta a los humanos sino también a otros animales superiores cuando se sienten atacados.

Concepto de iracundo

La cólera ante situaciones malas o injustas no es siempre negativa. Se trata de una forma de reacción que moviliza a la reparación y al logro de la equidad, y hasta Dios expresó su ira en la Biblia cuando los hombres pecaron o lo desobedecieron. Sin embargo la ira humana es vista como pecaminosa por el cristianismo; y de sabios, el saber controlarla.

El sujeto iracundo se muestra nervioso, irritable, siente una bronca o rabia que lo desborda y reacciona con violencia ya sea física, verbal o ambas. Los motivos pueden ser muchos, desde reales y graves, hasta ínfimos, pero vivenciados como terribles por el sujeto iracundo, que pierde el control racional de sus acciones, y por lo tanto hay que diferenciar entre quien tiene esta tendencia que es natural y buena si se expresa para defenderse y preservarse y el sujeto puede ponerse sus propios límites, sin llegar a la agresión; y quien pierde el control o siente ira inmotivada o exagerada, que debería realizar alguna terapia psicológica que le ayude a manejarla, para beneficio propio y de los demás.

Existe otra forma de ira, llamada pasiva, donde el iracundo huye para evitar los estallidos de furia, hace lo que los demás le piden pero junta rencor y lo puede expresar en forma de chismes o sarcasmos. Esto tampoco es bueno, pues la ira reprimida en algún momento estalla en violencia externa o va destruyendo psicofísicamente al propio iracundo que se siente angustiado, adquiere tics, obsesiones, o tiene dolores de estómago, mareos y otras manifestaciones psicosomáticas.

Hubo una banda de música romántica uruguaya que se llamó “Los Iracundos” que nació en la ciudad de Paysandú, en 1958, y fue muy famosa entre los años 1960 y 1980.