Concepto de ladera

Del latín “latus” con el significado de “lado” una ladera es el declive de un monte o de cualquier lugar alto. Son sus laterales, que se extienden entre la cima y la base, lugar por el cual, al tener pendiente, por ser inestables los materiales que la integran, y por acción de la fuerza de gravedad, suelen rodar peñascos por desprendimiento, discurrir el agua del deshielo o producirse avalanchas. Contribuyen a este fenómeno la mayor o menor inclinación de la pendiente, cómo están dispuestos sus estratos y su permeabilidad. Dependiendo de las zonas, pueden las laderas permitir o no el desarrollo de vegetación. Si ésta existe, es un factor que permite absorber el agua permitiendo mayor estabilidad al terreno.

Concepto de ladera

Para evitar los riesgos que presentan estos fenómenos en zonas de ladera, el hombre ha realizado obras de ingeniería como por ejemplo, barreras de contención y anclajes.

Por las laderas de las montañas, los alpinistas las escalan, concretando su proeza si logran llegar a la cima. Se hace con fines deportivos y exploratorios.

En las laderas de las montañas, los incas, pobladores originarios de América de la zona de Perú y aledañas, practicaban una forma de cultivo basada en la técnica de terrazas, que permitía al construir escalones en las laderas y abonarlos, retener el agua y poder cultivar en esas zonas secas.

Vinculado a la noción de lado, en Argentina, se suele llamar ladero a un acompañante fiel y protector, por ejemplo: “Allá va Juan con su inseparable perro que le oficia de ladero”, “Sancho Panza era el ladero de Don Quijote” o “El soldado actuó como ladero, ocultándolo, para que el oficial pudiera acercarse a la zona custodiada”.