Concepto de limo

Originada en el latín “limus” es una palabra que designa un sedimento, o sea un material de consistencia sólida pero débil, ya que está formado por partículas faltas de cohesión, que transportadas por aguas de ríos, por las lluvias o por el viento, quedan depositadas en el lecho de los ríos o quedan en lugares previamente inundados por ellos, como el limo que el río Nilo generaba tras sus inundaciones cíclicas anuales, y que creaba un terreno muy apto para las actividades agrícolas, por ser rico en nutrientes. Las especies que crecen con mucha facilidad en terrenos limosos son entre otros, los cítricos, el arroz, las zanahorias, los nabos y las coles. La construcción de la represa de Asuán, obra realizada entre 1959 y 1970, evita las inundaciones del Niño y por ende el depósito de limo en la zona, que si bien era provechoso, también era imprevisible, ya que a veces se producían sequías, y otras, anegamientos.

Concepto de limo

Hay otras partículas similares de las que el limo se diferencia por su diámetro. Si tienen menos de 0,0039 mm, no se trata de limo sino de arcilla, y si tiene más de 0,0625 mm. son arenas. El limo está comprendido entonces por sedimentos con un diámetro entre 0,0039 y 0,0625 mm.

Existe una especie de limo que es orgánico, formado por tierra, agua y restos de especies vegetales, al que también conocemos como barro o lodo; y otro limo, inorgánico, que incluye polvo rocoso. En el caso de que conforme roca consolidada recibe el nombre de limolita, con poros más pequeños que las areniscas. No contiene láminas pero puede tener concreciones.