Concepto de linfa

La palabra linfa, deriva del vocablo latino “lympha” y significa, agua. La linfa, biológicamente hablando, designa una parte del plasma intersticial que baña los tejidos animales, que se incorpora a la sangre venosa, luego de atravesar las paredes de los vasos capilares, difundirse por los tejidos, cargarse de sustancias y circular por los vasos linfáticos.

Es de consistencia líquida y casi no tiene pigmentación, por lo cual es transparente o amarillenta. Contiene proteínas plasmáticas, solubles, leucocitos, gérmenes, ácidos grasos y desechos celulares.

Concepto de linfa

Esta circulación que hace la linfa hasta llegar al sistema venoso se efectúa a través del sistema linfático, y es impulsada por el mismo sistema circulatorio y por la acción muscular. Los vasos linfáticos, son finos canales que la conducen desde los órganos (pues se encuentra rodeándolos) hacia los ganglios, formando redes y troncos colectores. Los edemas se producen si los vasos se obstruyen y la circulación se ve imposibilitada.

Los troncos colectores que podemos reconocer, son: el subclavio, que es el que recibe la linfa proveniente del miembro superior; el broncomediastínico (del tórax) y el yugular correspondiente a la cabeza y el cuello. Estos tres troncos colectores van a desembocar en el conducto torácico por la izquierda y en la gran vena linfática por la derecha.

Los ganglios linfáticos actúan filtrando los microorganismos presentes en la linfa, con el objetivo de eliminarlos.

Son funciones de la linfa, además de erradicar los microbios, la defensa orgánica en general, al producir glóbulos blancos; recolectar el líquido intersticial y reintegrarlo a la corriente sanguínea y tomar los nutrientes y depositarlo en las venas subclavias.