Concepto de loess

Los loess son depósitos de barro de tono amarillento, abundantes en la ciudad alemana de Löss, de granos muy finos, siendo su diámetro en general de 0,025 milímetros. Además de hallarse en esa ciudad alemana, una de las primeras en ser estudiadas en la cuenca del Rhin, y que le dio su nombre a este tipo de suelos (de idéntica raíz que l vocablo inglés “loose” con la traducción de “suelto”), y en otros lugares de Europa central; también los encontramos en especial en China, donde pueden alcanzar hasta cerca de un metro de altura, en el continente americano y en el norte africano.

Concepto de Loess

En América la región llamada “pampa húmeda” en Argentina, de abundante vegetación y suelos ricos, tienen mucha presencia de loess. En este país los suelos loéssicos alcanzan alrededor de seiscientos mil kilómetros cuadrados de superficie

Están conformados en su mayoría, por un 70 % de cuarzo, un 20 % de carbono y un 10 % de arcilla (aproximadamente). Le otorgan fertilidad a los suelos. Sin embargo en China la meseta de Loess o de Huangtu, que ocupa unos seiscientos cuarenta mil kilómetros cuadrados, en las riberas del Río Amarillo, el que da ese tinte a su loees, que se formaron por la acción de los fuertes vientos; ya ha perdido su primitiva fertilidad por la acción destructiva del hombre y su sobreexplotación del suelo.

Se cree que pueden originarse en los desiertos, pero lo diminuto de los granos que lo integran exige seguir explorando su origen aún incierto, estimándose que la causa de su formación pudieron haber sido los volcanes, transportadas las partículas por glaciares en las aguas de su deshielo, siendo otra posibilidad de su formación las lluvias de cenizas cementadas.