Concepto de medicina

La palabra medicina proviene de idéntico término latino, integrada por el verbo “mederi” en el sentido de cuidar o curar, y por el sufijo “ina” que indica “relativo a”. La Medicina se refiere al arte que practican los médicos o “medicus” en latín, que consiste en colaborar en la llegada al mundo de los seres humanos, y en tratar las dolencias que afectan a la salud, para prevenirlas, diagnosticarlas y tratarlas mitigando sus síntomas adversos y acompañando a los pacientes en el curso de su enfermedad e inclusive asistiéndolos para hacer de su muerte, si es inevitable, un evento lo menos traumático posible.

Concepto de medicina

El origen de la Medicina es muy antiguo, aunque en los primeros tiempos no podemos hablar de una ciencia médica sino de técnicas a cargo de chamanes o brujos, que se valían de hierbas y otras sustancias naturales e intentaban la cura de los pacientes en vinculación con rituales mágicos.

El dios griego de la medicina era Asclepio, llamado Esculapio por los romanos. Quien tiene el honor de ser el precursor de la medicina, como disciplina autónoma, es el griego Hipócrates, a quien se creía que descendía del Dios Asclepio, y que vivió entre los años 460 y 370 antes de la era cristiana. El médico griego Galeno en el siglo II, se basó en los estudios de Hipócrates, y profundizó sus conocimientos en muchos lugares como Alejandría y Egipto, y luego radicado en Roma escribió muchos tratados sobre Medicina, estudió sobre cadáveres de animales, y fue médico de muchas personalidades de la época.

Los árabes hicieron una gran contribución a la Medicina, especialmente en el tiempo en que el cristianismo medieval había sumido a esta ciencia en el oscurantismo.

A lo largo del tiempo la Medicina se fue perfeccionando gracias a los avances científicos y tecnológicos, que produjeron una verdadera revolución en el campo de la salud, siendo en la actualidad la de Medicina una carrera universitaria que permite muchas especializaciones y sub especializaciones; además de diferenciaciones en cuanto a la forma de tratar las dolencias, distinguiéndose en este sentido, la medicina tradicional o alopática, de la alternativa o complementaria.

También se llaman medicinas a las sustancias que sirven para el tratamiento de las enfermedades y sus síntomas. algunas son de venta libre y otras solo se expenden con receta médica.