Concepto de miedo

La palabra miedo se origina en la latina “metus”, y es un estado emocional primario, normal y desagradable, provocado por un agente real o imaginario, que causa ansiedad, por la incertidumbre de perder algo, o sufrir un daño físico o emocional, o de que ocurra algo contrario a lo esperado. El miedo tiene una causa externa, aunque sea irreal. Si la causa no es identificable se habla de ansiedad, en lugar de miedo. El miedo exagerado e irracional es conocido como fobia.

El objeto del miedo puede ser muy variado. Puede tenerse miedo a sufrir, miedo a enamorarse, miedo a perder la propia vida o la de un familiar, miedo a salir solo de noche, miedo a ciertos animales, miedo a los aviones, miedo a enfrentar situaciones desconocidas, etcétera.

El miedo es un sentimiento común a todos los integrantes del mundo animal, y no privativo del hombre, y un modo instintivo de preservarse, pues biológicamente, produce la activación de la amígdala cerebral, encargada de procesar y almacenar las reacciones emocionales. Junto a la ira se consideran de valor adaptativa en situaciones riesgosas.

El miedo produce alteraciones fisiológicas, como temblor, palidez, aumento o baja de la presión sanguínea, y también nos impulsa a huir de la situación peligrosa.

Algunos miedos duran poco tiempo, y otros acompañan al individuo durante toda su existencia.

El miedo a sufrir un daño grave e inminente, es una causal de vicio de la voluntad que anula los negocios jurídicos (violencia psicológica). También es eximente de responsabilidad penal quien actúe por miedo insuperable, o sea bajo coacción moral.