Concepto de mirada

La mirada es la observación visual que se efectúa de algo. La mirada también implica una expresión de quien la emite, y así se habla de miradas frías y distantes, o de miradas que manifiestan enojo, tristeza, dolor; y de otras miradas de amor, de protección o de consuelo. La mirada es la ventana de nuestro cuerpo que nos permite divisar nuestro interior. En ella se reflejan nuestros sentimientos y emociones, y junto con los gestos, le proporcionan a los demás el modo de descubrir lo que nos pasa, aunque no lo manifestemos verbalmente.

La mirada que recibimos del otro puede causarnos placer o dolor, según como la percibamos.

Mirarse a uno mismo significa efectuar un trabajo de introspección, para conocernos mejor, autoevaluarnos y saber cómo reaccionamos ante determinados estímulos.

Se habla de que alguien posee una mirada impenetrable, cuando en sus ojos es imposible descubrir cualquier tipo de emociones.

Depende de donde se focalice el centro de atención o de su intensidad, se habla de miradas profundas, que no solo abarcan aspectos materiales de los sujetos o acontecimientos observados, sino también sus implicancias, el entorno, la intención etcétera. Así por ejemplo se dice que las noticias de un determinado medio de comunicación brindan una nueva mirada a la información, cuando dan datos poco conocidos o los relacionan con otros fenómenos o personajes.

La mirada sobre las cosas significa realizar sobre ellas una determinada valoración, y depende de la edad del observador, de su contexto histórico, social, político y económico, de su sexo, y de su educación. Por ejemplo realizar una nueva mirada de los hechos del pasado para revalorarlos o criticarlos con nuevos datos, es función del revisionismo histórico.