Concepto de mortal

Mortal es una palabra de origen latino. Proviene de “mors” = “muerte” al que se le añade “al” como sufijo que indica relación. Mortal es entonces, lo que tiene relación con la muerte, entendida como el fin de la vida; para los ateos el comienzo de la nada, y para los creyentes de diferentes religiones, el nacimiento de una nueva existencia, más justa y dichosa para los que se ganaron ese premio con una vida terrena dentro de los preceptos de su fe.

Los pecados mortales para los católicos son aquellos actos que se cometen contra los mandatos divinos de modo intencional y son muy graves, por ejemplo, robar, matar, suicidarse o abortar.

Concepto de mortal

Como opuesto a lo inmortal, lo mortal es aquello que muere luego de haber vivido. En Teología lo mortal es el cuerpo, y lo inmortal el alma, que continúa existiendo luego de que la materia abandone a la persona en el fin de su existencia. El ser humano y todos los demás seres vivientes son mortales, usándose como sinónimo de ser humano, por ejemplo el Himno Nacional argentino se dirige a todos los hombres del planeta al decir “Oíd mortales el grito sagrado”.

Lo mortal es también aquello capaz de matar, por ejemplo, un veneno mortal, un arma mortal, una venganza mortal o un ataque mortal. También alude a acciones peligrosas, como por ejemplo los saltos mortales, que demuestran una gran destreza acrobática al realizarlos, ya que las piernas se alzan por encima de la cabeza pudiendo realizarse hacia adelante y también para atrás.

Hay algunas particularidades y características que tienen semejanzas con la muerte, y por eso se denominan mortales, por ejemplo: “su cara adquirió una palidez mortal, cuando se enfrentó con el hombre que tanto la lastimó”.

También se designa como mortal algo que sorprende o está fuera de lo común: "esta película es mortal, no pude parar de reírme" o "es mortal esta comida, nunca probé algo tan rico".