Concepto de mosca

Originada en el latín “musca”, se denominan moscas a ciertos insectos dípteros alados, de colores oscuros, cuyo número de especies es impreciso y que existieron desde tiempos pretéritos.

El cuerpo de las moscas comprende una cabeza dotada de antenas, con ojos compuestos y boca con trompa aspirante o estiletes, según que chupen o piquen; un tórax donde se hallan insertas las alas membranosas y las patas peludas y articuladas; y un abdomen. La respiración es traqueal. Sus sentidos de la vista, gusto y olfato se hallan muy desarrollados. Para sujetarse a las superficies poseen uñas afiladas, y para poder aterrizar levantan sus patas delanteras por encima de su cabeza.

Concepto de mosca

Son propensas a reproducirse fácilmente ya que cada hembra puede poner muchos huevos, de donde nacen las larvas, en tiempos muy rápidos, algunas de ellas ya nacen en estado larvario.

Al posarse en lugares sucios, las moscas comunes, que son además molestas pues al volar zumban, transmiten enfermedades. A pesar de ser por ello peligrosas, otras moscas lo son mucho más, como las glossinas, entre las cuales es muy conocida la mosca tsetsé de las zonas tropicales africanas, que se alimenta de la sangre de pájaros y mamíferos, y transmite el parásito trypanosoma que provoca en las personas el mal del sueño y en el ganado la nagana, que son enfermedades mortales.

Para no ser tan críticos con las moscas entre sus pocos beneficios están los de que algunas contribuyen a polinizar las plantas: son las llamadas “moscas de las flores”. También sirven de alimento a otros animales.

La figura de Belcebú identificada con el diablo, significó originariamente “Señor de las moscas” en hebreo.

En el lenguaje cotidiano solemos llamar “mosca”, al dinero. Ejemplo: “ese hombre está lleno de “mosca” ya no sabe en qué invertir tanto dinero” y también “mosca muerta” a aquellas personas que fingen ser sumisas, tímidas, retraídas y obedientes.