Concepto de natación

La natación es un deporte aeróbico, con bajo impacto (reduciendo la tensión ósea al estar suspendido el cuerpo en el agua) que se fundamenta en el arte de nadar, no innato en el hombre, que importa poder flotar sobre el agua, y avanzar en ese medio, sin tocar el fondo. Desde sus inicios, la humanidad trató de dominar el espacio acuático, para recreación, traslado o actividades de competencia. La natación es utilizada como parte de la práctica de entrenamiento militar desde la Antigua Grecia. Es posible que hayan sido los japoneses, quienes en los albores de la era cristiana, realizaron las primeras competencias de natación.

Por temor a que esta actividad pueda propagar las epidemias, comunes en el medioevo, no se practicó mucho este deporte en la Edad Media. A partir del siglo XIX comenzó su práctica con gran difusión, por los beneficios que puede aportar a la salud en todas las edades de la vida. Fortalece los músculos de brazos y piernas y las articulaciones, por el gran esfuerzo para vencer la resistencia del agua, además de hacerlo en forma pareja y proporcional; el corazón, los pulmones, la relajación, los problemas de columna vertebral y posturales, contribuye a adelgazar, etcétera. Es practicada desde edades muy tempranas, siendo común la enseñanza de la natación en bebés.

Si el nadador elige el tipo de brazada se denomina estilo libre, pero si debe seguir ciertos movimientos específicos de piernas y brazos, o de posición corporal, recibe el nombre de pecho, crol, espalda, mariposa, etcétera.