Concepto de nebulosa

Las nebulosas, del latín “nebulōsus” son nubes de diferentes dimensiones, densidad (si son densas las podemos observar a simple vista) y formas (en general faltas de precisión) que se forman en el espacio con polvo interestelar (de estrellas que se extinguieron) y gas (en especial hidrógeno y helio), como resultado de estrellas moribundas o ya muertas y es la zona donde están surgiendo estrellas nuevas, a partir de esos restos que se condensan. Con mayor frecuencia las hallamos en las galaxias espiraladas y en las irregulares.

Concepto de nebulosa

No toda formación difusa es una nebulosa, pues pueden tener esta apariencia también los cumulas de estrellas o galaxias.

Podemos reconocer entre las nebulosas, de acuerdo a su luz; las de emisión, como la nebulosa de Orión; las de reflexión, como las Pléyades de Tauro; y las de absorción u oscuras, que están lejos de las estrellas, y por eso no las vemos ya que no emiten luz.

Las nebulosas de emisión son las que están cerca de estrellas muy calientes que hacen que el polvo y los gases provoquen radiaciones. Las planetarias, son nebulosas de emisión, que se parecen a planetas enormes. Las producen las gigantes rojas cuando están muriendo. Las de reflexión están cerca de estrellas poco calientes, cuya luz reflejan y dispersan, como las que se encuentran sobre la Vía Láctea

Cuando en el lenguaje cotidiano hablamos de estar dentro de una nebulosa, nos referimos metafóricamente a que estamos atravesando un período de confusión mental, donde nuestras ideas están poco claras y difusas por ejemplo: “Luego de la muerte de mi madre, estoy viviendo como en una nebulosa, donde nada aparece como real, me parece que es un sueño, y voy a despertarme y verla”.