Concepto de nido

Si nos remontamos al origen de la palabra nido, la hallamos en el latín “nidus”, que se asocia a un movimiento descendente, que da la idea de sentarse.

Los animales construyen sus nidos para tener a sus crías y protegerlas mientras son indefensas, y también como lugar para vivir, especialmente aplicado a los animales ovíparos, aunque no todos ellos anidan, como por ejemplo las gallinas o los avestruces que ponen sus huevos sobre la arena caliente; y otros usan como nidos los construidos por otras aves, como el caso de los tordos.

Concepto de nido

Para hacer sus nidos, los animales usan productos que la naturaleza les brinda como ramitas, hojas o barro, y cada especie lo hace de un modo peculiar.

Como ya dijimos, los nidos se asocian en general a las aves, siendo escogido el lugar ya sea por el macho, la hembra o ambos. La construcción también la hace uno o ambos miembros de la pareja. Las águilas anidan en huecos de rocas, las palomas hacen nidos muy precarios con algunas pocas ramitas, mientras los horneros son verdaderos constructores, ya que sus nidos, con formato de horno de barro, son sus viviendas permanentes al ser aves que no emigran. Los nidos de las aves las protegen de enemigos como ratas y serpientes. En los lugares pantanosos, el carricero construye sus nidos en lo alto de las cañas, alejados del agua y allí están a resguardo de los animales que no pueden caminar sobre el lodo, como los zorros.
Hay peces que también anidan como la gobla negra, que aferra sus huevos debajo de algún objeto y los machos los protegen.

También hacen nidos los ratones de campo y las ardillas, a pesar de ser vivíparos. Los nidos de las ardillas tienen forma de pelota. Duermen envueltas en sus colas. Los orangutanes fabrican nidos noche tras noche para dormir, haciendo un colchón con hojas encima de los árboles.

La palabra nido, como lugar de asentamiento de la pareja y sus hijos, se aplica metafóricamente en los humanos para llamar al hogar “nido de amor”.

Como sitio de reproducción o generación de cosas, actitudes, ideas, etcétera, se usa por ejemplo: “Este sitio es un nido de delincuentes, aquí se aprenden los modos más eficaces de delinquir”.