Concepto de obsesión

La palabra obsesión nos remite etimológicamente al latín “obsessio” integrada por el prefijo “ob” que alude a lo que está por encima, y “sedere” que puede traducirse como “estar instalado o sentado”. El sufijo “sión” refiere a que se trata de una acción o su efecto.

Una obsesión es una perturbación mental, por la cual se instala una idea y absorbe todos los pensamientos de la persona, que no puede dejarla de lado sino que lo persigue todo el tiempo, lo acecha, y no hay modo de sacarla de allí, lo que genera en quien la padece mucha ansiedad y angustia, ya que el pensamiento es recurrente.

Concepto de obsesión

El objeto de la obsesión puede ser variado: Hay quienes se obsesionan con conseguir el amor de una persona que no les corresponde, otros con hacer dinero a cualquier costo, otros con el aseo ya sea personal o del hogar, otros con adelgazar, otros con ser exitosos o famosos, otros con evitar enfermarse, otros por el sexo, etcétera. El ser humano adulto comprende que ese pensamiento no es normal pero aún así no puede evitarlo, aún cuando no coincida con sus reales creencias, y puede con ello poner en peligro su existencia y/o la de los otros.

Ejemplos: “Su obsesión por el amor de su vecina, lo llevó a acosarla y terminó preso”, “Tenía tanta obsesión por su figura que se enfermó de anorexia” o “Su obsesión por el dinero hizo que realizara negocios ilegales”.

Las obsesiones pueden ser el síntoma que nos indica que la persona sufre un trastorno obsesivo-compulsivo, si llegan a dominar a la persona y no la dejan realizar sus actividades cotidianas o disfrutar de la vida, y realiza ciertos “rituales” para que no acontezca el peligro que lo obsesiona. En estos casos se recomienda recurrir a un profesional especializado en salud mental.

Muchas películas reflejan este estado anímico y lo expresan en sus títulos: En 1917 la película mexicana “Obsesión” fue dirigida por Manuel de la Bandera; en 1946, también se llamó “Obsesión” la que estuvo bajo la dirección de Luchino Visconti.

En 2004 la película estadounidense “Obsesión” que dirigió Paul McGuigan donde se entremezclan las obsesiones amorosas entre los protagonistas.