Concepto de oído

El oído es uno de los cinco sentidos, que en este caso permite reaccionar a través de sus receptores, a las vibraciones de las moléculas del aire u ondas acústicas, y percibir sonidos, pues éstos viajan por el aire en forma de ondas.

La ubicación de ese sentido está en dos huesos del cráneo, laterales a él, que se llaman temporales. El oído consta de tres segmentos:

El oído externo, formado por un cartílago en forma de concha, llamado oreja, con un orificio central que desemboca en una zona ósea, a través del conducto auditivo externo. Su misión es recibir y mandar al interior las ondas de sonido. Esto ocurre en los humanos, ya que por ejemplo, los pájaros y los lagartos no tienen orejas a los lados de sus cabezas. Otros, como el elefante, las poseen de tamaño enorme. El volumen del sonido es medido en decibeles, y los humanos podemos alcanzar a oír sonidos de hasta 130 decibeles..

Concepto de oído

Luego comienza el oído medio, que es una cavidad angosta y alta, ósea, donde se halla el tímpano, membrana transparente circular y delgada, que vibra cuando recibe el sonido. En el oído medio hay tres huesitos conectados: el martillo, el yunque y el estribo, que transfieren las vibraciones de sonido desde el tímpano al caracol.

En el oído interno hallamos el laberinto óseo, donde se ubica el caracol óseo, que forma el aparato coclear, fundamental en la audición; y el laberinto membranoso, ubicado dentro de las cavidades del primero; separados ambos laberintos, por un líquido, la perilinfa. Otro líquido, la endolinfa se encuentra dentro del laberinto membranoso. En el oído interno se encuentra el órgano de Corti, esencial en la audición. Es un aparato nervioso Terminal muy complejo, situado en el caracol membranoso, que convierte las señales auditivas en impulsos nerviosos, que llegan al cerebro para ser elegidas e identificadas.

En otro sentido, tocar de oído un instrumento, se refiere a la habilidad de una persona para ejecutar un instrumento musical, sin conocimientos teóricos previos. Por extensión, se aplica a quien opina de ciertos temas sin haber investigado o haber estudiado los mismos en profundidad.