Concepto de óvulo

La etimología de la palabra óvulo nos remite al latín “ovulum” con el significado de huevito, ya que es el diminutivo del vocablo “ovum” que se traduce como huevo.

En Ciencias Naturales se denomina óvulo, a la célula germinal que caracteriza al sexo femenino, que en los vegetales se encuentra en la parte interna del ovario de la flor Presenta una nucela formada por una masa parequimatosa, adherida a la pared interna del ovario a través del funículo, y se encuentra rodeada de dos capas celulares; la primina y la secundina, que dan lugar a un orificio, llamado micropilo.

Concepto de óvulo

En los animales, en especial, mamíferos, la célula que constituye el óvulo posee una membrana protoplasmática o vitelina, y un protoplasma o vitelo, que en las hembras humanas son de dos clases, nutritivo o deutoplasma y formativo; y un núcleo o vesícula germinativa.

En el ser humano mujer, el óvulo es un macrogameto, pues es de un tamaño grande y sin motilidad, que se encuentra dentro del folículo de Graaf, estructura acuosa que se halla en los ovarios, y que origina el óvulo a partir de sus células epiteliales, que se van transformando por un proceso de maduración denominado oogénesis. Cuando el óvulo madura, es impulsado por el folículo en la etapa reproductiva, hacia la trompa de Falopio, con el fin de unirse a gametos masculinos para originar un nuevo ser de la especie. Si no encuentra el espermatozoide en su camino, llega al útero y de allí es expulsado, produciéndose la menstruación, lo que ocurre aproximadamente cada 28 días.