Concepto de ozono

Podemos decir que el ozono es un gas simple, que puede obtenerse en forma natural o artificial. Es de olor penetrante, de ahí su nombre, ya que ozono viene del griego "ozein", que significa exhalar olor, nombre dado en 1840 por el químico de nacionalidad alemana, Christian Schönbein. Es de color azul claro, salvo cuando su estado es líquido o sólido donde se intensifica su color azul. En su estado natural está conformado por tres átomos de oxígeno que se acomodan como una capa continua (la llamada capa de ozono) de espesor escaso, ubicándose en las capas altas de la atmósfera. Allí se forma por la acción que ejerce el sol, con su luz ultravioleta sobre el oxígeno. No significa que no se halle a veces, en las capas atmosféricas inferiores, pero esto sucede raramente, producto de las tormentas y sus descargas eléctricas.

Se forma en forma natural, cuando los rayos ultravioletas inciden sobre una molécula de oxígeno, que se parte liberando sendos átomos. Uno de ellos se une a una molécula de oxígeno, formando la molécula de ozono. Esta absorbe los rayos ultravioletas y luego se bifurca originando una molécula de oxígeno y un átomo libre.. El proceso vuelve a iniciarse sobre la nueva molécula de oxígeno.

La función de la capa de ozono es incuestionable, ya que sin ella no habría vida en el planeta Tierra, ya que nos quemaríamos. Esta capa absorbe mucho porcentaje de la radiación ultravioleta.

En los campos hay también mucho ozono, ya que lo producen los vegetales en su proceso de fotosíntesis.

La acción del polvo, los aerosoles y el calor disgregan el ozono. La acción de la lluvia y el viento pueden contribuir a dispersar los agentes contaminantes.

Puede obtenerse ozono aportando energía al oxígeno, con funciones oxidantes. Por ejemplo, puede usarse para esterilizar el agua. También sirve para destruir los olores fétidos. Debe usarse en mínimas cantidades pues su fuerte olor irrita las mucosas.