Concepto de pánico

La palabra pánico, tuvo su origen en el griego Πανικός (panikós) de donde pasó al latín como “panĭcus”, para referirse al dios griego Pan, que generaba un miedo aterrador sobre manadas y rebaños; y también en los humanos, por el ruido que causaba con los truenos y lo rayos que hacía caer sobre la tierra. Un grito de Pan fue el que se cuenta obligó a huir a los Titanes de la guerra que mantenían con los Olímpicos en la Batalla de los titanes. Tenía una cabeza humana, aunque arrugada y dotada de cuernos. Su cuerpo era muy peludo y sus piernas o más bien patas, eran las de un macho cabrío y su cólera era notoria si alguien osaba interrumpir su siesta.

Concepto de pánico

En la actualidad el pánico es una emoción de miedo extremo, de sentir que la vida o nuestros bienes más preciados se hallan en un peligro grave e inmediato. Esto puede tener una causa real y concreta por lo cual es normal sentir pánico ante ella, por ejemplo: “entré en pánico al ver al ladrón apuntándome con un arma” o “el enorme león escapado del zoológico sembró el pánico en la población”. Ante una situación de pánico generalizado, como por ejemplo un incendio en un lugar público y con muchas personas, conviene que alguien contenga a la muchedumbre pues el pánico conduce a la desesperación y a adoptar soluciones no racionales que agravan el problema.

Existe un trastorno de ansiedad, llamada trastorno de pánico que presenta episodios conocidos como “ataque de pánico” donde no se reconoce la causa exacta que desencadena los síntomas, pero la persona se siente amenazada y vulnerable; está segura de que le ocurrirá algo terrible, repentinamente, produciendo inconcientemente síntomas para tratar de huir de esa situación; y luego del primer ataque se hace un círculo vicioso, pues ahora el terror es que le suceda otro ataque, que se confunde por su exteriorización, con un ataque a corazón: se sienten comúnmente mareos, náuseas, falta de aire, palpitaciones, sudoración y temblores. Luego del inicio, el punto máximo suele ocurrir aproximadamente a los quince minutos (la duración de los síntomas es variable) y afecta más a las mujeres que a los hombres. Este trastorno condiciona la vida individual, social, estudiantil y laboral de las personas. Se controla con tratamiento psiquiátrico y psicológico.