Concepto de peces

La palabra peces es el plural de pez, que a su vez proviene etimológicamente del latín “piscis”, que designa a una clase de animales vertebrados, de los cuales existen alrededor de treinta mil especies.

Adaptados a la vida acuática respiran debajo del agua, por medio de branquias, que tienen el aspecto de pliegues de color rojo, con las cuales capturan el oxígeno. El agua con oxígeno ingresa al pez por la boca pasa por las branquias y sale por las oberturas branquiales, y su corazón es recorrido por sangre venosa.

Concepto de peces

Son craneados provistos de mandíbula por lo que se llaman gnatóstomos. Su epidermis no es córnea, sino que cuentan con un tegumento formado por una epidermis pluriestratificada integrada por células glandulares que segregan una sustancia mucosa; y también por una dermis provista de cromatóforos, células ramificadas y pigmentadas que les proporcionan color, y con fascículos conjuntivos que encajan en los músculos. Sus aletas les permiten nadar, y son: las pectorales y las pelvianas, con las cuales pueden desplazarse en todas direcciones; las dorsales y anales les impiden darse vuelta, y la aleta caudal, al moverse, impulsa el movimiento.

A partir de los pliegues dérmicos se forman las escamas (placoideas, cicloideas y ctenoideas).

Entre las vértebras que forman su columna vertebral, se diferencian las troncales y las caudales. Las primeras se integran por un cuerpo vertebral y un arco neural, en cuyo interior se aloja el canal raquídeo que contiene la médula espinal. Las segundas forman el arco hemal donde hallamos la aorta, y está coronado por la hemoespina o apófisis impar.

Poseen órganos sensoriales con el olfato muy desarrollado. Cuentan solo con oído interno. Sus ojos no poseen párpados, pues al vivir en el agua están siempre limpios y húmedos. En general son ovíparos, y sus huevos son gelatinosos. Algunos los guardan en su interior casi hasta el final, y otros los esparcen por el mar, lo que recibe el nombre de desove. Su temperatura es variable.

Se distinguen: 1. Los peces óseos, que poseen un esqueleto formado por huesos duros y que en su interior cuentan con una vejiga natatoria que se llena de aire como un globo y les permite flotar. Ejemplos, la caballa, el caballito de mar, el salmón, la anguila, la merluza, la sardina y la platija; 2. Los peces cartilaginosos, como el pez leopardo o el tiburón, con esqueleto flexible y 3. Los peces sin mandíbulas como las lampreas que poseen ventosa en reemplazo de la boca.