Concepto de pelea

Pelea es tanto la acción como el resultado del verbo pelear, originado en el latín “pilus” en el sentido de “pelos” por lo cual una pelea significa literalmente tomarse de los pelos.

Una pelea entre seres vivos es una contienda, una lucha que puede darse a través de discusiones verbales, escritas, o incluir golpes, heridas e incluso llegar hasta la muerte del adversario, y no es privativa de los seres humanos, ya que son comunes las peleas en todo el reino animal: “Los perros se pelearon mordiéndose entre ellos por el alimento”, “Juan se peleó con su novia y está muy abatido”, “Pelearon por sus ideas publicando ambos escritos ofensivos”, “Mientras la pelea no pase a la agresión física seguiremos discutiendo” o “Mi gato se peleó con el perro del vecino y terminó muy lastimado”.

Concepto de pelea

En los humanos, las peleas pueden ser de un individuo contra otro, entre individuos y grupos, intergrupales e incluso entre pueblos, generándose guerras. Las peleas también pueden ser para mejorar una posición con respecto a otros o para ganar en un certamen, sin que medie entre los contendientes ninguna enemistad, como el caso de quien pelea para conseguir un puesto de trabajo frente a otros postulantes o quien pelea para ganar en un certamen. También existen peleas internas, como cuando luchamos para dominar nuestros impulsos y vicios, o para mejorar nuestro modo de vida, o contra las adversidades: “Estoy peleando para vencer mis adicciones” o “La pelea diaria por la subsistencia me ha agotado”.

Como deporte, las peleas corresponden al boxeo, que se hace en un ring, empleando como arma golpes de puño, protegiéndose con guantes y bajo determinadas reglas. En la antigüedad romana eran frecuentes las peleas de gladiadores donde el enfrentamiento era sangriento y el desenlace mortal, haciéndose para entretener al público. Participaban en general condenados a muerte o esclavos, que luchaban entre sí o con feroces animales.

Las peleas entre animales, organizadas deliberadamente por humanos son casos de crueldad animal, siendo las más comunes las riñas de gallos y de perros.

En el reino vegetal, también hay “peleas” por los recursos, aunque en este caso se habla más precisamente de competencias, como cuando algunas plantas que necesitan de sol crecen para estar por encima de las otras que pueden taparles ese elemento vital.