Concepto de perversión

La palabra perversión reconoce su origen en el vocablo latino “pervertĕre” cuyo significado es invertir o cambiar.
Es tradicionalmente un concepto negativo pues el cambio es hacia lo malo o desfavorable, ya sea en materia de conducta o de ideología. Se llama perversos a los criminales y a quienes causan dolor a los demás sin sentir ningún tipo de piedad.

Se habla de perversión de las costumbres cuando éstas son viciosas e indignas de la naturaleza humana. En este sentido la perversión resulta altamente subjetiva en muchos casos. Por ejemplo el tango, baile hoy que enorgullece a la Argentina dentro de su propio territorio y en el exterior, fue considerado como una perversión de las costumbres por ser vista como una danza obscena, tras el golpe militar del año 1955.

En el campo de la psiquiatría, la psicopatología y la sexología se consideraron perversas durante el siglo XIX ciertas prácticas sexuales (parafilias) que según la opinión de la época no eran propias de las buenas costumbres. Entre ellas se consideraron el fetichismo, el incesto, el exhibicionismo, el sadomasoquismo e incluso la homosexualidad, el sexo oral o la masturbación. Algunas perversiones constituyen delitos, dependiendo de las distintas culturas.

Según el psicoanálisis froidiano la mayoría de las personas poseen rasgos perversos. No obstante para que la perversión se presente como patología deben darse dos rasgos fundamentales: la fijación y la exclusividad. El perverso en términos generales es quien posee una sexualidad gobernada por una única pulsión parcial (por ej.: una pulsión oral), de la cual hace su todo; es quien no pudo organizar sus pulsiones parciales propias de la niñez (“el niño es un perverso polimorfo”) bajo la finalidad de la reproducción, como se organizan normalmente en el pasaje de la infancia a la adultez.

Muchas formas de manifestaciones artísticas, literarias y cinematográficas son expresiones de perversión, como la extralimitación del absurdo y, la desvalorización de lo común y cotidiano, provocando discusiones sobre su sentido estético.