Concepto de píldora

La palabra píldora se originó en el vocablo latino “pillŭla” que a su vez se formó por “pilam” con el significado de “pelota” más el sufijo diminutivo “ula”, o sea, que su significado sería una pelotita.

Esta “pelotilla”, que puede no ser siempre redonda, ya que también es posible hallarla en formato rectangular u ovalado, se utiliza en farmacia como presentación de algunas medicinas que se administran por vía oral.

La palabra píldora se la usa como sinónimo de pastilla, tableta o comprimido de medicamentos más excipientes con diversos fines terapéuticos (para la presión arterial, arritmia cardiaca, antifebril, etcétera); aunque más estrictamente se la emplea para designar a las píldoras anticonceptivas o a la del “día después”, ambas preventivas de embarazos no deseados, la primera evitando la ovulación por medio de hormonas, y la segunda, cuando ya se el óvulo ha sido fecundado, impide que se fije en la pared uterina (endometrio).

Concepto de píldora

“Dorar la píldora” ( nacida la frase por la cubierta que poseen las píldoras de sabor dulce, aplicada con calor, para disimular el sabor amargo del contenido) expresa que un sujeto está realizando acciones con intención de resultar agradable él mismo o la situación en la que está inmerso para obtener un favor de un tercero: “Matías le doró la píldora a su mamá, mostrándole sus buenas calificaciones y haciendo referencia a que ellas se debían a la influencia de su progenitora, para obtener permiso para el viaje con sus amigos”; o para que una situación adversa resulta menos violenta de ser aceptada: “Si bien eres un joven estudioso y responsable, y seguramente tendrás mucho éxito en tus próximos objetivos, hoy no has tenido suerte en conseguir este trabajo, ya que otro candidato te ha superado en el examen de admisión. No lo tomes como un fracaso sino como un nuevo desafío. Confío en que lograrás un empleo mejor”.

“Tragarse la píldora” es una expresión que se utiliza para hacer referencia que alguien creyó una mentira.