Concepto de plegamiento

Los plegamientos son ondulaciones que se producen en la corteza de nuestro planeta, a lo largo de períodos muy extensos de tiempo (millones de años) y al igual que las fallas que son fracturas de la corteza, los plegamientos (que no la rompen, como sí lo hacen las fallas, porque la presión es tan intensa que no la puede soportar, pues supera la elasticidad de los elementos que la conforman) ocurren por las presiones intensas de la deriva continental (desplazamiento de los continentes).

En los plegamientos, las rocas se deforman y se curvan, creando ondulaciones, que son las que han dado nacimiento a nuestras cordilleras. La zona más curva del pliegue se llama charnela; la más alta, cresta; y la más baja, valle.

Concepto de plegamiento

En los estratos rocosos se producen fuerzas de compresión que provocan esas deformaciones que llamamos plegamientos. Si la presión es leve, el plegamiento resultará en una pequeña flexión. Las rocas con más elasticidad son las sedimentarias.

Suceden por lo general, donde hay más actividad magmática, o sea en los bordes de las placas tectónicas.

Si la presión es más intensa pueden originarse grandes plegamientos, que pueden ser anticlinales si aparecen como protuberancias, y sinclinales si se muestran como surcos. Pueden ser asimétricos o inclinados, si la presión se registra mayormente en un solo lado, pudiendo originar un plegamiento recumbente si la presión es nula del otro sector.

En otro sentido, en la química de las proteínas, éstas alcanzarán su funcionamiento biológico adecuado, si el plegamiento, por el cual logran su estructura tridimensional es el correcto, donde los aminoácidos polares se colocan en el exterior, y los apolares en el interior de la proteína.