Concepto de primavera

La palabra primavera procede de la unión de dos vocablos latinos: “prima” que alude a lo que va primero, y “vera” a la primavera, pues indica crecimiento. Entonces podemos preguntarnos, por qué le anteponemos “prima”. Es que en sus comienzos esa estación del año era designada simplemente como “vera”, pero como en esa época resurgen las plantas por primera vez, se anexó “prima” en ese sentido de renovación, para diferenciarla del verano que también tiene un origen similar, pero sería como una segunda primavera, que luego dará paso al estío, donde el calor se hace sentir con mayor vigor.

Concepto de primavera

Efectivamente, la primavera es aquella estación, de las cuatro en que se divide el año, que se ubica cuando culmina el frío invernal y comienza el calor veraniego. De acuerdo al hemisferio en que nos hallemos la primera varía en los meses del año que comprende, ya que en el hemisferio norte se extiende entre el 21 de marzo y el 21 de junio; y en el hemisferio sur, gozamos de ella entre el 21 de septiembre y el 21 de diciembre.

Es un período donde las plantas crecen y florecen, se puede escuchar el canto de los pájaros y los días son más soleados y largos. En general el clima se presenta templado. Se la conoce como la estación del amor, de la juventud y de los enamorados, al relacionársela con el crecimiento, las flores, las mariposas y todo lo bello.

Metafóricamente, la primavera de la vida son los años de la juventud, donde se considera que el ser humano, en general, está lleno de sueños, oportunidades, salud y en pleno desarrollo.

El arte le ha dedicado a la primavera muchas creaciones entre las cuáles se destaca el cuadro de estilo neoplatónico, donde se cofunden lo clásico con lo humanista, del pintor italiano renacentista, Sandro Botticelli, de 1481, titulado “La primavera”.