Concepto de probeta

La palabra probeta procede del latín “probus” que significa bueno o confiable. Una probeta es un tubo cilíndrico y angosto, que se usa en química para medir fluidos. Consiste en un tubo de cristal, vidrio o plástico (cualquier material transparente) que está abierto en uno de sus extremos y contiene graduaciones. Por la abertura (que puede tener tapa) se ingresa el líquido cuya medida se desea precisar. Las probetas son parecidas a los tubos de ensayo, pero estos que son más grandes y por lo tanto tienen mayor capacidad de albergar contenido, lo que permite que sean usados para guardar muestras y realizar pequeñas reacciones químicas.

Concepto de probeta

En el lenguaje cotidiano, se denominan bebés de probeta, a aquellos que se gestaron fuera del vientre materno, producto de la técnica llamada fecundación “in vitro” que permite convertirse en padres a quienes sufren problemas de infertilidad, femenina o masculina, aunque es un tratamiento muy costoso y por ello se lo practica cuando se han agotado otras posibilidades. No significa que se usen exactamente probetas para llevar a cabo esta fecundación, pues lo que se usa en realidad son “placas de Petri”, recipientes redondos con tapa, donde se colocan los óvulos de la mujer obtenidos por un método denominado aspiración folicular, habiéndose previamente administrado medicinas para estimular la función ovárica, ya que normalmente la mujer produce un solo óvulo por mes. Junto a los óvulos se coloca el espermatozoide masculino para lograr la inseminación, que en general se produce luego de algunas horas. Una vez formado el embrión, y transcurridos unos cinco días, se coloca (el o los embriones) dentro del útero materno, para que allí se siga formando.

En Mecánica se usan las probetas para medir la resistencia de un material, para lo cual se toma la probeta sosteniéndola por ambos extremos y se le aplica simultáneamente una fuerza de tracción a velocidad constante. Así se logra obtener la curva tensión-deformación.

Las máquinas neumáticas son aparatos que posibilitan el enrarecimiento del aire o gases que contiene. El grado de enrarecimiento es medido, a través de un manómetro corto de mercurio que se denomina probeta.