Concepto de prótesis

La palabra prótesis tiene un origen griego, proviene de πρόσθεσις y se halla integrada por “pro” = lo que va adelante; y por thesis = “ordenación”.

Se aplica en Gramática para referirse a la figura de dicción que añade un sonido al comienzo de una palabra, pero sin que ello cambie el significado de la misma. Es un recurso usado con frecuencia para adoptar en nuestro idioma palabras tomadas de otros y adaptarlas, por ejemplo, escuela deriva de latín “scola”. En otros casos son usos incorrectos de la lengua, como por ejemplo “emprestar” por prestar o “ansí” por así.

Concepto de prótesis

Las prótesis se usan en medicina y odontología para reemplazar artificialmente órganos del cuerpo, duros, por ejemplo, dientes; o blandos como prótesis mamarias, con fines estéticos y/o funcionales, contribuyendo a mejorar la calidad de vida.

Las prótesis dentales cumplen ambos objetivos. Contribuyen a que la persona se vea estéticamente bien, pero también sirven a una correcta masticación de los alimentos. Las prótesis oculares tienen solo función estética, y las auditivas, funcionales. Las prótesis de extremidades, especialmente de miembros inferiores, permiten que las personas puedan caminar, lo que les devuelve gran parte de sus posibilidades funcionales.

Prótesis es tanto el procedimiento de reemplazo usado, como el dispositivo colocado a tal fin. Los procedimientos y materiales han evolucionado mucho, y son cada vez más eficaces. Tomemos por ejemplo, la “pata de palo” con que vemos dibujados a los piratas, y comparémoslas con las prótesis ortopédicas actuales, que no solo sirven de apoyo para pararse y caminar, sino que en muchos casos, permiten correr.