Concepto de prurito

Del latín “pruritus”, la palabra prurito indica “comezón” o “picor”. El prurito es una sensación molesta que insta al rascado ya que se siente la piel irritada, y pica. Puede ser generalizado en todo el cuerpo o afectar una sola zona del mismo.

Son muchas as causas del prurito entre las cuales podemos mencionar, la presencia de parásitos, como ocurre si se tiene pediculosis, muy común en los niños y que produce un terrible prurito en la zona de la cabeza; alergias, estrés, las picaduras de insectos (hormigas, mosquitos) la psoriasis, las quemaduras solares, anemia, urticarias, eczemas, piel reseca, enfermedades eruptivas como la rubéola o la varicela, trastornos renales o hepáticos, diabetes, etcétera.

Concepto de prurito

Es fundamental identificar la causa del prurito para tratarla. Lo peor que puede hacerse es rascar la zona irritada, ya que podría lastimarla e infectarla. Ayuda la aplicación de paños fríos, baños tibios y cremas humectantes. Si no cede el prurito se recomienda consultar a un médico, pues puede ser síntoma de alguna enfermedad más seria.

En los animales domésticos una de las causas más frecuentes de prurito son las pulgas: “Mi perro no para de rascarse, le compraré una loción antipulgas para quitarle el prurito”.

En otro sentido, se usa prurito para nombrar al deseo de hacer acciones lo más logradas posibles, poniendo en ello el mayor esmero para alcanzar el mayor grado posible de perfección: “Puso mucho prurito en seleccionar su nuevo hogar, eligió tanto que cuando se decidió la casa ya no estaba a la venta” o “Tu prurito por las actividades escolares es contraproducente, te esmeras tanto en cada detalle que no llegas a terminar ninguna tarea”.

Otro significado es el desazón, angustia interior o inquietud espiritual: “Siento un enorme prurito tras la muerte de mis padres”.